Es fundamental maximizar el contacto con nuestros hijos durante el confinamiento

Es fundamental maximizar el contacto con nuestros hijos durante el confinamiento

Nuestro compañero Adrián Gaitán, Psicólogo Clínico y coordinador de la Unidad de Psicología Infantojuvenil, realiza un análisis de cómo afecta el confinamiento a niños y cómo ayudarlos durante este periodo.

Desde el día 15 de marzo estamos viviendo una situación profundamente atípica, con un confinamiento que aún no ha acabado y que todavía no sabemos cuándo se va a levantar. Esto nos está afectando a todos, tanto a los adultos, como por supuesto a los niños. Para ayudar a nuestros hijos a superar esta situación, debemos considerar cómo ellos ven y sienten este nuevo mundo.

Desafortunadamente no podemos minimizar lo que está pasando y pretender vivir en una  burbuja de normalidad. Lo que está en juego es demasiado serio, y necesitamos que los niños tomen en serio las advertencias y recomendaciones de sanidad. Como cualquier padre sabe, no siempre es fácil conseguir que se laven las manos y no se toquen la cara. Pero hay cosas que podemos hacer para facilitarles la situación y hacer que cooperen con nosotros.

Los niños a menudo se calman con el contacto físico. El tacto hace que disminuya la frecuencia cardíaca, y permite que los niños se sientan seguros, por lo que podemos esperar que sean más pegajosos y más necesitados de afecto en un momento tan inquietante. Pero si un padre tiene tos y no puede estar físicamente cerca de sus hijos, incluso cuando son adolescentes, esto será excepcionalmente difícil de sobrellevar.

Por lo tanto, es importante maximizar el contacto físico siempre que sea posible. Fomentar el afecto cuando sea seguro hacerlo y que experimenten la seguridad de los cálidos abrazos que pueden ofrecerles.

Mientras tanto, pregúntales cómo puedes ayudarlos a sentirse mejor. Los niños son únicos e ingeniosos, por lo que es importante mantener la comunicación abierta con ellos. Incluso si no hay una respuesta fácil, agradecerán que les prestemos atención en medio de esta crisis.

Tenga en cuenta que niños y jóvenes escucharán noticias y las conversaciones que tenemos los adultos, por lo tanto, sabrán cuando estamos preocupados y también escucharán historias sobre el COVID-19, que acaban en muerte, lo cual es probable que les afecte.

Por este motivo, si tienen preguntas directas sobre la pandemia, lo mejor es responder de forma honesta, pero también positivamente. Puedes decirles que: «Algunas personas han muerto, sí, pero los niños no; Lavarnos las manos y quedarnos en casa nos ayuda a todos a mantenernos seguros y que no mueran más personas; Si estamos en casa, el virus no nos puede encontrar».

Desviar su atención es una herramienta muy eficaz y necesaria estos días. Para ello, podemos utilizar juegos, actividades de cocina, historias y cuentos para llevar la atención lejos de las noticias acerca del virus.

Abrir chat
1
Hola, pide tu cita previa a través de WhatsApp.
Powered by